EXTINCIÓN POR GAS

Los sistemas fijos de extinción basados en agentes gaseosos proporcionan una protección contra incendios limpia para la vida humana, los bienes y el medio ambiente. Existen otras técnicas de protección contra incendios con agentes no gaseosos, los cuales pueden provocar daños en los bienes a proteger y que por tanto no son aceptables en muchas aplicaciones.imagen_fe13._bateria_con_pesaje.gif

En la actualidad se utiliza mayoritariamente el gas FM200, que no toxico por inhalacion.

La extinción por desplazamiento de Oxigeno, reservada casi exclusivamente para entornos industriales, en recintos normalmente no concurridos por personal y que, por necesidades estructurales o funcionales, hacen la extinción por agua poco viable.

La extinción se realizara por inundación de la estancia del gas extintor, tras el disparo de una o varias baterías de botellas, controladas por la central de extinción.

Ventajas

  • No son conductores de la electricidad.
  • Se distribuyen en la sala protegida en forma de gas.
  • Los gases inertes y los HFCs no son tóxicos en las condiciones de uso habituales. (El CO2 no es aceptable en áreas ocupadas).

 

Dónde es adecuada su instalación

  • Donde haya riesgos tecnológicos, eléctricos y electrónicos.
  • Donde no es posible o es muy costoso la limpieza de los bienes protegidos (obras de arte, pinturas, etc.)
  • En áreas normalmente ocupadas (excepto CO2).
  • En sistemas de inundación total cuando la sala a proteger sea razonablemente estanca.
  • En sistemas de aplicación local con CO2.
  • Donde el fuego está escondido respecto a los difusores de descarga.
  • Cuando la localización del fuego es desconocida o múltiple.